ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS ARRIBA DE $1100

Conoce las etapas de DETOX DE TU CUERPO 

¿Por qué es importante desintoxicar el área de la axila cuando cambiamos a un desodorante natural? 

Con el tiempo, las toxinas se acumulan en la axila debido a la dieta, el estrés y los contaminantes del medio ambiente. Constantemente colocamos productos químicos en la piel que contienen iones de aluminio y metal. Esta acumulación conduce a imperfecciones de la piel y una transición más larga y difícil al desodorante natural.

Recomendamos mantener la zona hidratada, limpia y exfoliada incorporando a su rutina de limpieza, una exfoliación e hidratación al área como usualmente lo hacemos con el resto del cuerpo. 

Sugerimos usar jabones exfoliantes y suaves, similares a lo que usamos en rostro, al igual puedes utilizar un exfoliante que encuentres  en casa como azúcar o sal y frotarlo en las axilas suavemente para limpiar y exfoliar la zona.

Cuando tomes tu baño asegurate de limpiar bien la zona con un jabón antibacterial y algún zacate, recomendamos de fibras naturales. Dale un suave masaje al área de la axila para estimular el tejido linfático, esto puede ayudar y permitir que el cuerpo procese más el líquido (sudor).

ETAPAS DETOX

Semana 1

Podrás comenzar a sentir más sudoración de lo normal en el área de la axila. Si es así, es totalmente normal. Tu cuerpo al estar acostumbrado al aluminio que es el encargado en los desodorantes comerciales de tapar tus poros, comenzará a desechar por medio del sudor todas las toxinas congestionadas y así empezará a destapar tus poros. 

-Puedes presentar sudoración excesiva en el área de la axila.

-Puedes presentar mal olor. 

-Recomendamos adaptar a tu rutina de noche rasurarte y/o depilarte para así evitar el contacto inmediato con el desodorante.

Resiste, una vez que tu cuerpo se adapte te encantará.

Semana 2 

-Tu cuerpo continuará desechando las toxinas que no necesita y destapando tus poros. Puedes presentar mal olor debido a las bacterias que se encuentran en el área de la axila. El desodorante comenzará a hacer su función para eliminarlas, y con ello eliminar el mal olor.

*Recuerda, el sudor no huele, son las bacterias que viven en nuestro organismo en combinación con el sudor las que hacen el mal olor. 

Ya estás más cerca, sigue así.

Semana 3

El sudor y el olor en el área debe empezar a nivelarse y bajar notoriamente. 

Para esta semana la mayoría de los cuerpos deben de haberse adaptado y el desodorante debe estar cumpiendo su principal función, eliminar el mal olor. 

Semana 4

Tu cuerpo debe haberse ajustado y comenzarás a sentir los beneficios completos de usar un desodorante natural.

Dile adiós al mal olor, bienvenido a la nueva era.

#soyhomu

Deja un comentario